SOME

Un final amargo para el café común

Azúcar, leche, crema, caramelo, chocolate… ¿cuántas cosas se le agregan al café para atenuar su amargor? El científico alimenticio estadounidense Jarret Stopforth fundó la empresa Atomo, que tiene como objetivo volver el café común menos amargo. En el garaje de una casa de Seattle, él analizó y catalogó, durante cuatro meses, más de mil componentes presentes en los granos verdes y tostados de café para reelaborarlos y crear una bebida de laboratorio que sea dulce sin necesidad de agregarle azúcar. La empresa Atomo no revela su fórmula secreta, pero se sabe que es una bebida que tiene gusto a café aunque no se prepara con los granos infusionados y que surgió de la combinación de antioxidantes, flavonoides, ácidos y cafeína. Su línea de café mutante se lanzará comercialmente el año que viene y como anticipo el científico promete café sin café… pero con gusto a café dulce.