¿Cuál es el colmo de un sommelier?

Charlie Arturaola es un reconocido experto en vinos que, en medio del evento Masters of Food and Wine, en Mendoza, advierte que perdió totalmente el paladar. Así comienza El Camino del vino, una película mitad ficción, mitad documental que se estrema el 2 de agosto en Buenos Aires. Conversamos con Nicolás Carreras, el director, que nos cuenta cómo la realizaron.

“Mi primo, mi hermano y yo somos apaasionados del vino por herencia familiar, tenemos un contacto muy intenso. Y cuando hacíamos cosas, proyectos audiovisuales, nos tomábamos un vino para pensar ideas, proyectos, películas. Lo llamábamos “la reunión del vino”. Después de hacer un programa de televisión para ESPN llegamos tarde a esa reunión y no teníamos vino, entonces con Raminro, mendocino, se nos ocurrió hacer algo con el vino, y con el gran sommelier Charlie Arturaola.

“En la película no hay actores pero es una ficción, documentalizada. Tiene la densidad del documental, porque se mete en la vida real, con personajes reales como Michel Rolland, pero la ficción es un motor para meternos en la vida real. Arrancamos para hacer un documental y vimos en el sommelier como una especie de rock star y en el medio del evento, inmersos en ese mundo, nos dio ganas de cuestionarlo, de interpelarlo, y ver qué pasa si Charlie pierde el paladar. Se preocupa por ver cómo puede recuperar el paladar…

“La ya película estuvo en ocho festivales internacionales y ganó dos premios. Y la verdad que ahora queremos volver a casa. Cuando la veas sabés que no importa qué es ficción y documental.