¿Qué pasaría si lloviera café en el campo?

joel-robison-15

En 1989, el tema Ojalá que llueva café ayudó a Juan Luis Guerra a vender 30 millones de discos. ¿Pero qué pasaría si esto fuera real? En un sensacional informe, la revista GQ descubrió que sería algo muy malo. Según el periodista Javi Sánchez, el precio del café se desplomaría en todo el mundo, lo que llevaría a la quiebra a cientos de miles de pequeños productores. En datos: “Un exceso de 50.000 toneladas en Indonesia (el cuarto productor mundial, tras Brasil, Vietnam y Colombia) en 2014 hundió el precio mundial del café cerca de un 14 por ciento”.

Hay más: “¿Que cuánto serían 50.000 toneladas en lluvia? Si lo que cayese fue el grano de café verde (1,3 gramos de media), estaríamos hablando de unos 38.500 millones de granos de café. Son muchos granos. Pero estamos hablando de lluvia. Una lluvia de intensidad fuerte, otoñal, deja caer hasta 30 litros por metro cuadrado. Traducido a gotas de lluvia, serían unos 3,6 millones de gotas por metro cuadrado cada hora. Es decir: si cada gota se convirtiese mágicamente en un grano de café, bastaría una hora de lluvia en apenas algo más de una hectárea para producir esos 38.500 millones de granos. Juguemos a lo grande: la producción mundial de café ronda los 7,7 millones de toneladas. Si lloviese café en el campo, bastarían entre 155 y 310 hectáreas para producir en una hora todo el café del mundo en un año”. Y eso sería algo muy malo.