Sommelier y el mercado de pases de las cafeterías

Es la cafetería favorita de Nueva York (y de este Sommelier de café, que la distinguió varios años seguidos), pero acaba de venderse: Stumptown, paraíso de hipsters y cafeinómanos, fue adquirida por la tradicional torrefactora Peet’s Coffee and Tea. Con base en Portland y dos locales en Manhattan, Stumptown fue fundada por Duane Sorenson, que seguía siendo su dueño y que confirmó que ambas empresas continuarán con sus operaciones de manera independiente.

Pero la compraventa devela la importancia que adquirió el mercado del café gourmet, ahora susceptible a las fusiones que antes eran moneda corriente en otros rubros: el año pasado, Blue Bottle Coffee, otra cafetería independiente, recibió una inversión millonaria de distintos fondos de capital, entre los que se encuentran los fundadores de Google y de Twitter.